Saltar al contenido

Como tener fuerza de voluntad

La fuerza de voluntad ha sido tratado por investigadores por muchos años como un tema muy complejo, tanto es así que lo comparan con el sistema muscular, en vista que ambas se asemejan por el cansancio que sufren debido al uso excesivo del mismo, necesitando “alimento y tiempo”.

como tener fuerza de voluntad

Wikipedia define a voluntad como “la facultad que permite al ser humano gobernar sus actos, decidir con libertad y optar por un tipo de conducta determinado. La voluntad es el poder de elección con ayuda de la conciencia”.

Si tratamos la fuerza de voluntad como un músculo, lo primero que debemos hacer es ejercitarlo adecuadamente de la misma manera que usted ejercitaría sus piernas u otro musculo del cuerpo. Así que, aunque será difícil dominar la misma a corto plazo, con el tiempo será más fácil decir “no a las tentaciones”, en nuestro caso cuando entramos a Formación Fitness, nos planteamos una serie de objetivos a corto, mediano y largo plazo, teniendo ejemplos comunes como: bajar de peso, tonificar músculos, entre otros, todo esto no será posible si no desarrolla un mínimo de voluntad.

Concejos para aumentar tu fuerza de voluntad

MINUTOS DE MEDITACIÓN

Uno de los ejercicios que dan excelentes resultados para generar mayor grado de fuerza de voluntad, es la meditación. A través de ella, se entrena al cerebro para enfocar y resistir tentaciones. Investigaciones realizadas, demuestran que 2-3 días después de practicar la meditación durante 10 minutos, el cerebro es capaz de concentrarse mejor, obteniendo a su vez mayor energía y menos estres.

POSTURA AL SENTARSE

Iniciamos este items con la siguiente pregunta: ¿puede fortalecerse la fuerza de voluntad por medio de la postura al momento de sentarnos?Para responder a la misma, un grupo de investigadores solicitaron a una muestra de personas para que trabajaran en su postura durante un período de 2 semanas. Cada vez que ellos se encorvaban, corregían tal postura optando por sentarse con la espalda recta. Esta simple práctica mejoró considerablemente su perseverancia en fortalecer su fuerza de voluntad.

Entonces se concluye que solo basta con corregir su postura cada vez que te encuentres encorvado en el trabajo o en casa. Suena muy simple, pero se necesita fuerza de voluntad para sentarse con la espalda recta, ejercitando a su vez el músculo que se encuentra en la espalda, en donde la relación – Músculo – Mente se mantienen asociadas para lograr el objetivo trazado.

REGISTRO DIARIO DE ALIMENTOS

El mismo estudio realizado, demostró que las personas que mantienen un diario o registro de alimentos mejoraron su capacidad en controlar situaciones presentadas que involucraban la toma de decisiones. Es importante señalar que la mayoría de las personas, no registran los alimentos que consumen, lo que conlleva a un esfuerzo adicional para realizar un seguimiento de todo. Cualquier registro similar de información tengan por seguro que va a funcionar, pero se recomienda para ello, un diario o registro de alimentos por las causas anteriormente expuestas.

USE SU MANO OPUESTA

Utilizando la misma metodología del ejercicio anterior, los investigadores probaron otras acciones correctivas, donde uno de ellas era la de usar la mano opuesta, basándose en que el cerebro está programado para resolver situaciones con la mano dominante, por lo que se requiere para ello: fuerza de voluntad.

Se recomienda como ejercicio, programar una parte del día para usar la mano opuesta con un máximo de 1 hora. Esta práctica es de mucha importancia ya que se ejercitaría y reprogramaría el cerebro para abarcar las mismas funciones pero con las 2 manos.

CORRIJA SU DISCURSO

Otra prueba que los investigadores llevaron a cabo, fue la cambiar el habla natural o coloquio de las personas. Esto incluye resistir la tentación de usar malas palabras, o para decir “hola” en lugar de “hey”. No importa cómo corregir su habla, lo importante es tener siempre presente, cambiar los hábitos lingüísticos naturales.

Para empezar, planifique una parte del día para practicar y escoger las palabras que piensas cambiar. Cabe destacar que esta práctica se debe realizar por sólo 2 semanas, donde podrás observar notablemente las mejoras.

CREA Y CUMPLLOS PLAZOS AUTOIMPUESTOS

¿Quien no recuerda aquellos días en el liceo o universidad cuando realizábamos algún trabajo o examen a última hora? Aunque usted no lo crea o no se haya fijado, esta “presión” en cumplir con estos compromisos, origina ciertas acciones que requieren concentración, tales como despejar las distracciones hasta convertirse en una persona hiper productiva. Esta premisa llamó mucha la atención a investigadores, concluyendo que se debe crear los llamados “plazos autoimpuestos”, siendo la mejor opción para ganar tiempo y efectividad.

Como ejercicio practico para desarrollar esta habilidad, solo basta en seleccionar una actividad o tarea específica de su lista de ocupaciones que aún no has podido cumplir estableciendo un plazo de tiempo para llevarla a cabo.

Este ejercicio, se realizó a un grupo de participantes durante 2 semanas, donde los resultados fueron muy significativos, ya que no sólo consiguieron realizar sus viejas tareas pendientes, también mejoraron sus dietas, se ejercitaron más y redujeron el consumo de cigarrillos y el alcohol.

LLEVE UN REGISTRO DE SUS GASTOS

La mayoría de las personas no saben en realidad la procedencia de los alimentos que consumimos, mucho menos en realizar un seguimiento de sus gastos y reducir los mismos.

Según estudios realizados a un grupo de personas, revelaron que al hacer seguimiento de los gastos de de los productos que adquirieron en el supermercado, mejoraron drásticamente su fuerza de voluntad.

APRIETE SU PUÑO

Para todas aquellas personas que verdaderamente quieren aumentar su fuerza de voluntad, existe un simple ejercicio el cual consiste en apretar la empuñadura hasta la extenuación. Si alguna vez has realizado esta acción, sabes que te dará una sensación de quemadura profunda del antebrazo.

En este ejercicio tan simple como pudo observar, implica soportar una incomodidad tal que si no tienes el control necesario para contener el mismo, podrás lastimarte, obviamente tendrá su limite.

LLEVE ALGUNA TENTACIÓN CONSIGO

Este ejercicio al igual que los anteriores, es muy fácil de ejecutar, el cual consiste en llevar a su lado algún objeto de interés particular con el fin de que manifieste tentación a ejercer la acción, en donde se recomienda responder con un “NO” rotundo cuando pienses hacer uso de ese elemento tentativo.

Los investigadores demostraron que al resistir a los antojos (tarea que no es fácil), se hace mas sencillo lidiar con las ansias y esto lleva consigo, el aumento de la capacidad de resistir otras tentaciones e ignorar las distracciones, creciendo y fortaleciendo nuestra fuerza de voluntad.

SE MÁS CONSCIENTE EN LA TOMA DE DECISIONES

Como ejercicio final tendríamos el como ser más conscientes a la hora de tomar decisiones a lo largo del día. Estamos a menudo tan dispersos en los pensamientos, que nuestras acciones se vuelven muchas veces automáticas.

Es imperante, tomar el tiempo necesario para pensar calmadamente en la toma de decisiones, aumentando de esta manera, la capacidad de concentración y resistencia a las tentaciones.

En este caso, podemos practicar colocándonos bajo el esquema de un comportamiento automático, donde nos preguntaríamos el por qué lo estamos haciendo. Esto se puede cuestionar si por ejemplo usted está comiendo cereales en lugar de huevos para el desayuno, o puede estar cuestionando el por qué exactamente se pone 2 pizcas de azúcar en su café. Cualquier forma que usted pueda pensar conscientemente acerca de un comportamiento automático típico, tendrá como resultado final el aumento de su enfoque y auto-control.

Es importante que usted como persona, considere en practicar estos concejos para aumentar la fuerza de voluntad, ya que en ella se fundamenta el triunfo y el éxito una vez alcanzadas las metas propuestas a corto, mediano a a largo plazo.

Post que te podrá interesar: Juegos Educativos