Saltar al contenido

Después de Entrenar, que se Puede y No se Puede Consumir

Después de una sesión de ejercitacicios exigente, el primer instinto de todos es alcanzar lo que has estado deseando, donde qué comer y que no comer después del entrenamiento es casi decisivo en el éxito de tus objetivos.

Para maximizar los resultados de su entrenamiento, debe centrarse en la alimentación y rehidratación, cuyo objetivo es mantener al metabolismo en movimiento y reponer el glucógeno del cuerpo.

Así que presten mucha atención a esta gran guía que hemos preparado para ti, donde te señalaremos lo que mejor se adapta a un refrigerio después del entrenamiento y qué alimentos deben evitarse a como de lugar, en donde algunos seguramente los sorprenderán:

Que Comer:

1) Proteínas limpias:

La espirulina, salmón, atún, huevos, quinoa, semillas de chía, suero en polvo, queso cottage, yogur griego, pollo, lentejas, barras desnudas Slim Secret .

2) Carbohidratos:

(pero el tipo bueno) como lo son el Banano, quinua, pasta, avena, batata, verduras de hoja verde, piña, bayas, arroz integral .

3) Almidones:

(algunos ya fueron nombrados en la lista de carbohidratos) Patata, arroz, lentejas, pasta, plátanos verdes.

4) Agua:

No es del todo comer, pero es igual de importante. Para ayudar a su metabolismo y digestión, así como solo para hidratarse después de todo ese sudor, asegúrese de volver a restituir mucho H2O en su cuerpo.

Que no Comer:

1) Bebidas azucaradas

(refrescos en particular) en vista que su cuerpo necesita rehidratarse, no cometa el error de consumir este tipo de bebidas, se aconseja hacerlo a través de la ingesta de agua.

2) Chiles o comida picante:.

Los alimentos calientes y los condimentos con especias son difíciles de digerir, por lo que no son adecuados después del entrenamiento.

3) Carne roja:

Como bien es sabido, es una gran fuente de proteínas, pero es más difícil de digerir, por lo que es mejor elegir una de las opciones enumeradas anteriormente.

4) Queso:

Puede ser una gran fuente de proteína, pero está altamente procesada. Por lo tanto, cualquier cosa que no sea queso cottage, no es recomendable consumirlo.

5) Verduras crudas:

una de las características principales de consumir verduras crudas, es que no poseen la cantidad suficiente de proteínas, carbohidratos o almidón que requiere nuestro cuerpo para reponer la energía perdida después de un entrenamiento; recomendando consumirlas en cualquier otro momento, ya que lo llenan rápidamente (lo que significa que es menos probable que coman otras cosas con ellos).

6) Comida grasa o grasosa:

¡Y eso incluye cualquier comida rápida o chatarra también! ¿Qué sentido tiene deshacer todo lo bueno? Además, al igual que muchos de los otros alimentos en la “lista de no”, tampoco es fácil de digerir los alimentos con contenido de grasas, ya que sin lugar a duda, ralentizará la digestión de cualquier otro alimento bueno que esté comiendo con él.

7) Nueces:

Las nueces poseen mucha similitud a las verduras crudas, ya que no hacen suficiente efecto después del entrenamiento debido a que liberan la energía que necesita el cuerpo muy lentamente, por lo tanto, también relentiliza el proceso digestivo.

8) El cafe:

Si realizas ejercicios en la mañana y no puede vivir sin su dosis diaria de cafeína, asegúrese de tomarla antes de hacer ejercicio. Antes del entrenamiento, se ha demostrado que la cafeína mejora el rendimiento y ayuda a los músculos, pero después del entrenamiento es una zona prohibida. Después del ejercicio, nuestros niveles de cortisol ya han aumentado, y la cafeína se suma a eso, causando estragos con las hormonas, aunado a ello, existen otras razones fisiológicas involucradas, lo que realmente se reduce a esto es que cuando se trata de beber, ¡debes alcanzar la botella de agua por encima de cualquier otra cosa!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *